Aikido

¿Por qué un arte marcial? ¿Por qué Aikido?

Educación, Salud, Autosuperación, Disciplina, Autoconfianza,  Respeto y Conocimiento. Estos son algunos de los valores que aportan las artes marciales o budo modernos y por las que fueron creados.

El que se conoce a sí mismo, se fortalece y se domina, respeta a los demás y los protege. El que tiene miedo y se siente inferior, ataca e intenta dañar a otros.

Aikido es un Budo, traducido a menudo como arte marcial moderno, de origen japonés, al igual que el Karate-do, Judo, Kendo, Iaido, etc. Aikido se caracteriza por sus técnicas de carácter principalmente defensivo, por no incluir competición(exceptuando algunas líneas como el Aikido Tomiki) y por una base filosófica muy potente orientada a la paz, tanto interna como en la relación con otros.

“Como Ai (armonía) es igual a Ai (amor), he decidido llamar “Aikido” a mi único Budo. Si bien la expresión “Aiki” es antigua, el uso que los guerreros daban en el pasado a este término es diferente al mío. Aiki no es una técnica para luchar con el enemigo o para derrotarle, sino una vía para reconciliar al mundo y hacer de los seres humanos una familia.”

Budo Renshu, O’Sensei, Morihei Ueshiba

 

“Herir a un oponente es herirte a ti mismo.  Controlar la agresión sin infligir daño es el Arte de la Paz.”

El Arte de la Paz, O’Sensei, Morihei Ueshiba

 

A partir de las artes marciales japonesas utilizadas por los samurai, nace el Aikido, desarrollado por el maestro Morihei Ueshiba, al que llamamos también O’Sensei(Gran Maestro). A diferencia del Jiu-jitsu y de los Koryu antiguos, de los cuales deriva, Aikido es un Budo o arte marcial moderno orientado al desarrollo integral a través del estudio del conflicto y su solución no agresiva. Por tanto no es el objetivo del Aikido derrotar a un oponente en combate, si no reconducir el conflicto aprovechando la energía del ataque del otro a un punto neutral en el cual nadie resulte herido. Es por ello, entre otros motivos, que el Aikido se ha denominado como el Arte de la Paz. Una paz que hace referencia a un estado de calma propio del practicante de Aikido, que será el que permita buscar la solución positiva para ambas partes, tanto en un conflicto físico como psicológico o emocional.

La práctica del Aikido

“El hierro está lleno de impurezas que lo debilitan, a través de su forja, se convierte en acero y es transformado en una espada bien afilada.  Los seres humanos se desarrollan de la misma forma.”

El Arte de la Paz, O’Sensei, Morihei Ueshiba

La práctica del Aikido se realiza en un Dojo. El Dojo suele disponer de un suelo especial llamado tatami que permite la práctica de caidas de forma segura, evitando lesiones. En los Budo el Dojo es un lugar muy respetado y tanto el Sensei como los alumnos tienen el deber de cuidarlo y mantenerlo en buenas condiciones para la práctica.

Una clase de Aikido consiste en un calentamiento específico que da paso a la práctica y repetición de las distintas técnicas propuestas por el sensei o maestro al cargo de la clase. Habitualmente se trabaja por parejas que intercambian los papeles de tori y uke respectivamente (defensor y atacante). A través de la repetición se va puliendo el practicante, tanto a nivel físico como mental y espiritual, logrando una optimización del uso del cuerpo, un estado de calma durante el conflicto y una conexión y armonización con el movimiento que estan generando tanto uke como tori.

“Aikido es trabajo duro.”

Yamaguchi Seigo Sensei.

Aikido, al incluir proyecciones y caídas nage waza, técnicas de control gatame waza y atemis(tanto para el atacante como el defensor), resulta en un trabajo físico completo tanto a nivel de coordinación como de flexibilidad articular. Además, Aikido requiere del practicante que mantenga una actitud relajada, imprescindible para la correcta ejecución de las técnicas. También incluye trabajo con armas, bokken, tanto, bo y jo. Esta amplitud de facetas, incluyendo trabajo aeróbico, de flexibilidad, de relajación y también de fuerza resultan en una práctica integral a nivel físico. Es importante recalcar el espíritu de superación y esfuerzo necesario, que se logra a través de la disciplina y la continuidad en la práctica y que es la principal herramienta para el progreso en cualquier arte marcial. Gracias a ello se forma también el espíritu de superación del practicante, sin duda uno de los objetivos más preciados para la época en la que vivimos.

La palabra Aikido está formada por tres ideogramas, Ai(armonía), Ki(energía), Do(camino). Esto es así porque en Aikido se busca conectar y unificar las energías de atacante y defensor o uke y tori. Este concepto es la base del aiki o ki musubi. El objetivo de la técnica de Aikido es alcanzar esta forma de trabajo en la cual tori no choca con uke si no que ambos se mueven juntos, y donde uke aporta la energía con su ataque mientras tori aplica solo la energía mínima para guiar ese ataque.

“En el Arte de la Paz nunca atacamos.  Un ataque es la prueba de que uno está fuera de control.  Nunca escapes de cualquier tipo de reto, pero no trates de suprimir o controlar a un enemigo forzadamente.  Deja que los atacantes vengan de la forma que quieran y entonces amóldate con ellos.  Nunca persigas a los oponentes.  Redirige cada ataque y manténte firme detrás de el.”

O’Sensei, Morihei Ueshiba

La filosofía del Aikido

El arte de la Paz comienza contigo. Trabaja en ti mismo y en tu tarea destinada en el Arte de la Paz. Todo el mundo tiene un espíritu que puede ser refinado, un cuerpo que puede ser entrenado de cierta manera, un camino adecuado el cual seguir.  Tú estas aquí sin ningún otro propósito que comprender tu divinidad interna y manifestar iluminación innata.  Crear paz en tu propia vida y luego aplicar el Arte a todo el que te encuentres.

El Arte de la Paz. O’Sensei, Morihei Ueshiba.

Si cambias de postura, cambiarás de actitud. Si cambias de actitud, algo en tu interior va a cambiar. Si algo en tu interior cambia, toda tu vida va a cambiar. Si tu vida cambia, todo tu destino va a cambiar.

Hikitsuchi Michio Sensei.

El Aikido es entre otras cosas el estudio del conflicto y de cómo nos desenvolvemos dentro de éste. El conflicto es parte de la vida y nos va a acompañar a todos los niveles. Aikido propone armonizarse con el conflicto, frente a las dos tendencias o instintos básicos que solemos utilizar, como son la lucha o la huida. En lugar de huir o chocar, Aikido propone fluir con la energía del ataque y equilibrar dicha energía. Esto, que no parece sencillo a simple vista, efectivamente resulta complejo de llevar a cabo en la realidad de un encuentro físico o psicológico. Curiosamente, resulta complejo en parte por todo lo que debemos aprender: técnica, repetición, perfeccionamiento, interiorización… pero sobretodo por todo lo que debemos de abandonar: ego, intención de dominar o ganar, etc… que implican un trabajo interno muy potente de llenar lo vacío y vaciar lo lleno. Aikido presenta el conflicto como la otra cara de la calma y no juzga la violencia por si misma si no que busca encontrar la armonía y el equilibrio cuando el conflicto se presenta.

“Masakatsu Agatsu Katsuhayabi: la verdadera victoria es la victoria sobre uno mismo. Que ese día llegue pronto!”

O’Sensei Morihei Ueshiba

O'Sensei Morihei Ueshiba

O’Sensei(Gran Maestro) Morihei Ueshiba fue un artista marcial excepcional nacido el 14 de Diciembre de 1883 en Tanabe, prefectura de Wakayama que dominó diversas artes marciales como daito ryu jiujitsu, bojutsu, espada y otras escuelas así como distintas escuelas de budismo Shingon y shintoistas como la Omoto kyo. A partir de todas estas experiencias desarrolló un estilo marcial denominado en un principio Aikijutsu y posteriormente Aikido.

Según sus alumnos, Morihei Ueshiba tenía un carácter fuerte pero a su vez podía ser cálido como un abuelo con sus nietos. Vivió y luchó en la segunda guerra mundial, al frente de las tropas japonesas, referente de las artes guerreras de la época, entre otros muchos acontecimientos vitales, y tras observar la destrucción a la que se había llegado, decidió buscar un sentido a las artes marciales. De su estudio y determinación nació el Aikido que conocemos actualmente y que tiene un propósito de unir y construir en lugar de destruir y separar. He aquí la grandeza de este genio que supo ver en el Budo la capacidad creativa.

“Si tu corazón es tan grande como para envolver a tus adversarios, tú puedes ver a través de ellos y evadir sus ataques.  Y una vez que los envuelvas, tu podrás ser capaz de guiarlos a través de una vía indicada por ti por el cielo y la tierra.”

O’Sensei Morihei Ueshiba murió el 26 de Abril de 1969, practicando Aikido y sorprendiendo por su energía y vitalidad hasta casi el final de sus días. Es recordado cada día en cada clase y en cada rincón del mundo donde se practica Aikido.

Seishiro Endo Shihan

Seishiro Endo Shihan nació en 1942 en Saku, Nagano, Japón. Es 8º Dan de Aikido y es uno de los pocos alumnos vivos que estudiaron bajo el fundador de Aikido Morihei Ueshiba. Alumno de los maestros de Hombu Dojo Yamaguchi Sensei, Tada Sensei, Kanai Sensei y Kobayashi Sensei entre otros, sufre un accidente en su hombro derecho a los 30 años de edad que le obliga a cambiar su forma de practicar Aikido, volviéndose mucho más suave y trabajando un Aikido de contacto.

“Empecé a revisar constantemente mi estado interno, tanto si todo iba bien como si iba mal, cuando intentaba derrotar a mi compañero, cuando sentía miedo, inseguridad, etc. De esas sensaciones aprendí la importancia de mantener siempre una calma mental.”

Endo Seishiro Shihan

El Aikido del maestro Endo Sensei se caracteriza por la suavidad en su ejecución, por el contacto entre tori y uke y también por la importancia en la distancia e intención, tanto por parte de tori como de uke. Esta forma de práctica requiere un constante chequeo interno y adaptación a lo que está ocurriendo en cada instante, desarrollando la intuición y la adaptabilidad de los practicantes.

La forma de trabajo del Sensei Endo Seishiro es conocida como la EndoWay, el camino o la forma de Endo. Miles de practicantes de todo el mundo estudian bajo su dirección y cuenta con deshis o alumnos directos como Kaname Ariga Sensei en Japón o Luís Mochón Sensei en España.

Aikikai, Hombu Dojo y Federación Internacional de Aikido FIA

Aikikai es una organización mundial fundada por el hijo del fundador, Morihei Ueshiba, Kisshomaru Ueshiba, para continuar con el trabajo creado por su padre. No todas las líneas de Aikido están bajo la supervisión de la Aikikai, pero si la gran mayoría. La Aikikai establece una unificación de criterios para la organización del Aikido a nivel internacional, como pueden ser los grados o las titulaciones de enseñanza.

Hombu Dojo es el Dojo central de la Aikikai, situado en Tokyo, donde reside también el actual Doshu o director de la Aikikai, Moriteru Ueshiba, nieto del fundador. En Hombu Dojo dictan clases diversos Shihan o maestros de maestros de la Aikikai.

La Federación Internacional de Aikido, IAF, es un organismo dependiente de la Aikikai que se encarga de contactar y servir de puente entre la Aikikai y los distintos organismos gubernamentales y deportivos internacionales para poder coordinar todos los eventos relacionados con el Aikido según las directrices de la Aikikai.

La IAF o Federación Internacional de Aikido, junto con la Aikikai, son las encargadas de reconocer a las organizaciones de los distintos paises que representan al Aikido y garantizar de esta forma la uniformidad a nivel de graduaciones y titulaciones.

Actualmente existen varias organizaciones en España reconocidas por el Aikikai y la IAF como representantes del Aikikai en España, entre las que se encuentran Spain Aikikai, ACAE o Aetaiki, entre otras.

Spain Aikikai

Spain Aikikai es la Asociación Nacional de Dojos de Aikido Aikikai de España. Es una organización centrada en permitir que cualquier practicante de Aikido, o mejor dicho, Dojo de Aikido, pueda estar bajo una estructura federativa directamente bajo la supervisión de la Aikikai de Japón, y como consecuencia, todos sus practicantes.

Este era un vacío que existía a nivel nacional hasta la aparición de la Spain Aikikai y otras organizaciones nombradas anteriormente. Hasta entonces, en España no era posible obtener grados Aikikai o titulaciones de enseñanza oficiales de la Aikikai si no se seguía a determinado Shihan Aikikai, de forma individual y subjetiva.

Actualmente Spain Aikikai organiza anualmente exámenes de grado Aikikai para todos los socios aspirantes con los que se obtienen titulaciones oficiales emitidas directamente desde el Aikikai de Japón.

Seishin Aikido Mallorca somos miembros de la Spain Aikikai, siendo un Dojo oficial de la Aikikai de Japón en España y con profesores titulados para la docencia del Aikido según las directrices de la Aikikai y la Federación Internacional de Aikido.